← Retour sur l'actualité ESI Group

El oficio de operador en televigilancia consiste en garantizar, a distancia, la seguridad de un lugar, desde un centro de guardia. El operador de televigilancia es aquel que recibe las señales de alarma en su ordenador en caso de intrusión en casa de un particular, en una tienda, banco, museo, ...



El operador garantiza a distancia la seguridad de los sitios de los clientes, analizando las informaciones que provienen de sistemas de seguridad o de videovigilancia instalados en el lugar. Estas informaciones se retransmiten al operador en forma de mensajes o de imágenes.

El operador, en caso de alarma o de anomalía comprobada, activa las acciones definidas en las instrucciones dadas por el cliente, respetando la normativa en vigor y los procedimientos del centro de televigilancia o de videovigilancia en el que ejerce su actividad. El operador participa igualmente en la trazabilidad de la actividad (constatación informatizada del suceso).

Se encarga entonces de analizar las informaciones que le llegan del sistema de seguridad o de videovigilancia instalados en el lugar, de interpelar al intruso con el objetivo de ahuyentarle, y después se encargará de advertir a sus clientes de la intrusión y de hacer intervenir a la policía. El operador de televigilancia entregará a continuación una constatación del suceso. Sus cualidades: un operador de televigilancia debe ser fiable, riguroso y atento. Debe ser capaz de reaccionar rápido y de tomar decisiones apropiadas.

Un operador de televigilancia debe ser capaz de mantener la sangre fría y gestionar de manera eficaz situaciones estresantes. Por otro lado, debe escuchar a sus clientes y ser capaz de tranquilizarles: un buen contacto relacional es por lo tanto indispensable. Las salidas laborales: tras varios años de experiencia, un operador de televigilancia pude convertirse en jefe de sala o responsable de explotación.



La gama de productos ESI permite efectuar cualquier función, asegurando siempre la trazabilidad necesaria para la verificación del trabajo proporcionado. La integración de automatismos permite a los operadores poder liberarse de tareas poco gratificantes y repetitivas para concentrarse en la protección de los lugares y las relaciones con los usuarios.

Los módulos ESI generalmente utilizados por los clientes televigilantes son :
F1, RC1, V1, M1, M1 Web, IPBX, MG1